¿Qué es?

De acuerdo con SCRUM.org, la ceremonia retrospectiva ocurre justo después de la ceremonia de revisión de la iteración y antes del planeamiento de la siguiente iteración; puede tomar entre una y tres horas dependiendo del tamaño de la iteración a evaluar, y tiene como objetivo principal mantener una dinámica de mejora continua en el equipo mediante una dinámica de auto-evaluación constante y la toma de decisiones y realización de acciones de mejora continua.

Una retrospectiva efectiva

Para que una ceremonia retrospectiva sea de valor se deben presentar varios elementos:

  1. Participación de todo el equipo en las discusiones.
  2. Una cultura de mejora continua y de no-culpa (no blame culture)
  3. Identificación de aquellas cosas que el equipo necesita (a) dejar de hacer, (b) continuar haciendo y (c) comenzar a hacer; los cuales se relacionan directamente con la identificación de las cosas que salieron bien y mal durante la iteración.
  4. Identificación de acciones concretas a tomar por parte del equipo, encargados de ejecutar/dar seguimiento a dichas acciones y fechas esperadas de realización.

Riesgos y contrapesos

Existen diversas situaciones que ponen en riesgo la realización adecuada de la ceremonia retrospectiva:

  1. Superficialidad de la sesión: Sucede cuando una parte importante del equipo no tiene clara la importancia y el valor de la ceremonia retrospectiva. Suele pasar que la sesión se convierte en un tiempo de auto-complacencia que poco aporta a genera oportunidades de mejora continua. Para contrarrestar esto es importante contar con miembros del equipo que presionen la discusión para que se aborden aquellas cosas que se pueden mejorar, cosas que salieron mal, o cosas que podrían salir mejor, que se identifiquen problemas/retos u oportunidades.
  2. Falta de acciones: Por definición, una reunión inefectiva es aquella en la que no se plantean acciones a tomar. La falta de acciones banaliza la ceremonia en su totalidad, reduciéndola a un mero tiempo de discusión estéril. Para contrarrestar la falta de acciones, de nuevo es importante que el equipo tenga claro que cada ceremonia retrospectiva debe siempre culminar con la definición de acciones a tomar.
  3. Falta de seguimiento/propiedad: Es también común que haya ceremonias donde se profundiza en la discusión, incluso se definen acciones de peso; pero se falla en definir encargados y tiempos de revisión y de realización para las acciones definidas. La definición de acciones a tomar siempre debe estar acompañada de una o más personas encargadas y de tiempos de realización y chequeo. Nuevamente contar con uno o más miembros de equipo que conozcan esta necesidad, la valoren y alcen su voz para encaminar la sesión es de vital importancia.
  4. Otros aspectos de riesgo a considerar incluyen la inmadurez que pueda tener el equipo de trabajo para intercambiar ideas, especialmente en lo que respecta a mejora continua; la falta de una cultura de no culpa (no blame team) y la falta de compromiso de uno o más miembros de equipo con su propia mejora continua o en prestar atención en las diversas ceremonias.

 660 total views,  9 views today

0Shares
Última modificación: enero 3, 2020

Autor

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.